viernes, 23 de octubre de 2009

La nada provinciana arquitectura de un arquitecto de provincia

El arquitecto Carlos Rodríguez Fosalba realiza toda su obra en el departamento de Salto (a excepción de la Casa Urchoeguía en Rivera y el Canal de Televisión de Melo).
Vuelve a su ciudad natal luego de completar sus estudios en Montevideo, en 1951, a solicitud del entonces Intendente Municipal Arq. Armando Barbieri, para ocupar el cargo de Director de Obras del Municipio de Salto.
Tenía ya entonces como estudiante un prestigio ganado, apareciendo sus proyectos en repetidas oportunidades en la Revista "Anales" de la Facultad de Arquitectura, y siendo dilecto alumno del Prof. Arq. Carlos Gómez Gavazzo con quien colabora en el Proyecto para el Concurso del Ayuntamiento de Quito, que obtuviera algún premio en el mismo. Su equipo de estudios y proyectos de los años superiores lo integraban quienes conformarían un prestigioso estudio montevideano, Acosta, Brum, etc.
Serguramente de haber permanecido en la capital su obra sería mucho más conocida que lo que lo es actualmente, pero al mismo tiempo, el radicarse en una ciudad donde entonces los arquitectos eran pocos (F. Lucas Gaffré, J. M. Ambrosoni, D. J. Armstrong y P. O. Ambrosoni), le permitieron realizar vasta y diversa obra en su primeros 15 años de ejercicio de la profesión.
Así surgieron sucesivamente las casas: Milanich, Migliaro, Fernández-Ballarini, Motta, Perossio (foto inicio) y otras, los edificios: Barreneche, Robaina y Artigas, el primer Supermercado - Zunimercado-, el Club Salto Uruguay, la Iglesia Metodista, el Hipódromo de Salto y el Colegio Crandon, por citar los más destacados.
Pocos o ningún arquitecto en el Uruguay han incurrido en una obra programáticamente tan diversa. Pero además la calidad de diseño de las mismas es siempre destacada, habiendo siempre recibido la valoración de colegas y estudiantes de arquitectura.
El hecho de tener la misma profesión me ha permitido conocer, de mano de distintos empresarios y artesanos de gremios afines a la construcción, la impresión de los mismos respecto al desafío que significaba trabajar con quien siempre proponía algo que nunca antes habían realizado, tanto en diseño como en solución constructiva.
Su posterior desempeño como Director del Taller de Anteproyectos de Arquitectura en Salto, le permitió desarrollar otro campo en que también se destacó, la docencia de Arquitectura. Como tal fue el primer docente grado 5 de la Regional Norte, cargo obtenido por concurso.
No analizaremos en esta nota su obra, ya que lo iremos haciendo paulatinamente junto a la de otros arquitectos locales, solo justificaremos la idea contenida en el título. Lo provinciano en arte y arquitectura, implica la sumisión acrítica a modelos surgidos en la metrópoli, y en el caso de Rodríguez Fosalba, más allá de la lógica referencia a las arquitecturas de vanguardia de su época (en particular a Le Corbusier y Breuer), siempre tienen una adaptación original a las condiciones, ambiente y técnicas locales. La casa Migliaro es un buen ejemplo de ello, resultando el partido, con acceso por la cubierta, de la peculiar conformación del terreno. En la Casa Motta, el muro de piedra termina confundiéndose con la piedra natural del terreno... El Edificio Artigas, de tipología de torre aislada, se vincula a la escala de las construcciones linderas por un basamento horizontal.... Pero además ninguna de sus obras se parece entre sí ni tampoco demasiado a ninguna de las que aparecían entonces en la "Architecture d'aujourd'hui" y otras publicaciones.
En otro campo, sin él habérselo propuesto sino solo por su sensibilidad cultural, fue uno de los pioneros en preservación patrimonial. En sus reciclajes de las Casas Dondo y Belgeri, conservó a ultranza las fachadas, incluso el revoque imitación original, así como las características espaciales internas. Y corrían los '60, cuando aún nadie hablaba de estos temas.
Hoy solo agregaremos algunas fotos para estimular al lector a razonar sobre la veracidad de estas palabras. En otras notas profundizaremos sobre algunas obras en particular.

Edmundo Rodríguez Prati





















Casa Milanich - 1953

























Casa Migliaro - 1955



















Casa Migliaro - Acceso
























Casa Migliaro - Estufa diseñada por Silva Delgado

























Casa Fernández-Ballarini


























Mural Casa Fernández-Ballarini

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada